Técnicas Anestésicas Odontológicas Maxilares Superiores

Una técnica anestésica es un procedimiento invasiva para inyectar una solución anestésica por infiltración o troncular, esta inyección puede ser transcutanea o transmucoso para poder llegar al sitio que deseo anestesiar (infiltración) o al tronco nervioso que deseo bloquear (troncular).

Jeringas Carpule

Hay unas jeringas que se quiebran, otras que son articuladas en el mango y  donde se inserta el tubo anestésico (carga posterior) y otras son de carga lateral. Hay un tipo de jeringas que tienen un arpón en el sector donde empujan el émbolo del tubo de anestesia, esto es para poder realizar una aspiración fácilmente antes de inocular la solución. El mecanismo que sujeta la aguja contra la jeringa es un sistema de hilo en donde se atornilla la aguja.

Jeringa Carpule Sin Arpón

Jeringa sin Arpón

Jeringa Carpule Con Arpón

Jeringa con Arpón

Aguja

La aguja tiene un adaptador central que une la aguja a la jeringa, un conector que une la aguja con el adaptador central y la aguja propiamente tal. La aguja propiamente tal tiene un bisel, el cual siempre debe ir hacia el tejido a inyectar. La parte posterior de la aguja perfora el tubo anestésico.

El largo de la aguja va en directa proporción al diámetro interno de la aguja, pero en inversa proporción al número indicado de calibre (21G, 25G y 30G). La aguja ultracorta mide en promedio 10 – 15 mm, la corta 20 -25 mm y la larga 27 – 42 mm. Las agujas de mayor calibre tienen una mayor precisión en la punción y una menor probabilidad de quebradura, mayor facilidad de aspiración y no hay diferencias de percepción de dolor en el paciente.

Por seguridad, siempre se debe dejar a lo menos la mitad de la ajuga fuera del tejido, para minimizar el riesgo de quiebre de la aguja, ya que la zona de mayor probabilidad de quebradura está en el conector. Todas las técnicas tronculares deben ser realizadas con agujas largas.

Agujas para Anestesia en Odontología Carpule

Aguja

Infiltración Local

El anestésico se deposita directamente en el ramo terminal libre en donde necesito bloqueo (generalmente en la zona vestibular ya que estoy más cerca del ápice). En el momento que estoy seguro que estoy a la altura del ápice del diente a anestesiar comienzo la inoculación de la solución anestésica.

Todas las infiltraciones anestésicas deben ser supraperiósticas porque si inyecto anestesia bajo el periostio, este se va a desgarrar, generando dolor posterior a la anestesia, también porque bajo el periostio tengo menos espacio donde depositar la solución anestésica.

Esta forma de inyección está contraindicada si hay procesos infecciosos en el sector a puncionar.

Esta técnica tiene distintos tipos:

  • Supraperióstica: El objetivo de esta técnica es bloquear los nervios que ingresarán por el ápice del diente. Esta técnica anestesia la pulpa, la mucosa, el periostio y el hueso. Esta técnica se puede realizar en todo el maxilar y en la mandíbula sólo en la zona anterior
  • Intraseptal
  • Intraligamentaria
  • Intraosea
  • Intrapulpar

Técnica Anestésica Supraperoóstica

  1. Se debe ubicar al paciente a 45 °.
  2. Se debe realizar la antisepsia de la zona a puncionar: Se hace que el paciente se enjuague con clorhexidina al 0,12% y además se pasa una gasa con clorhexidina directo en la zona a puncionar.
  3. Se prepara la jeringa carpule.
  4. Se realiza la inyección aplicando la técnica.
    1. Se punciona a nivel de fondo de vestíbulo en relación al diente a anestesiar, llevando el tejido hacia la aguja traccionando el labio o mejilla.
    2. Se deposita un botón de anestesia (1/8 de ml).
    3. Se profundiza con la aguja paralela al eje mayor del diente hasta la profundidad correcta en donde se redirige la aguja 45 °.
    4. Se detiene la profundización para ver si refluye sangre o si se tiene una jeringa con arpón, se lleva hacia atrás el émbolo.
    5. Se inocula la solución anestésica (3/4 de tubo).
    6. Se retira la aguja.
  5. Se espera el periodo de latencia de la anestesia.
  6. Se comprueba el bloqueo de la zona objetivamente puncionando con una sonda la zona averiguando si el paciente lo sintió.

Para realizar una exodoncia no solo se debe anestesiar el diente, sino que también se debe procurar tener una buena anestesia del hueso, periostio y mucosa palatina, por lo que se deposita un botón de anestesia por palatino o hasta que la mucosa palatina se ponga isquémica.

En la mandíbula, la técnica infiltrativa debe realizarse primero por lingual y después por vestibular, ya que puedo transmitir bacterias hacia la sangre si lo realizo al revés. La punción en lingual se realiza en el ángulo que hay entre la tabla lingual y el piso de boca.

En palatino se punciona a 1 cm del margen gingival porque en ese sector la submucosa es más gruesa.

Técnica Anestésica Intraligamentaria

Esta técnica se utiliza como refuerzo cuando falla la técnica supraperióstica. Esta técnica es más dolorosa que la palatina y una de sus complicaciones es diseminar una infección periapical hacia el hueso generando una diseminación más rápida.

Técnica Anestésica Intraseptal

Se ingresa por mesial o distal al diente a anestesiar en dirección a la cresta alveolar. Se inocular 0,2 ml. Con esto se logra anestesia de la mucosa, periostio y hueso en relación al diente.

Técnica Anestésica Intrapulpar

Cuando se tiene un diente con una sintomatología pulpar aguda a veces fallan las demás técnicas anestésicas. Cuando hay perforación de la cámara pulpar, se inyecta directamente solución anestésica a la pulpa.

Bloqueos Tronculares

En estas técnicas se intenta bloquear el tronco nervioso que inerva la zona en donde queremos trabajar, por ende, la inyección se realiza lejos de la zona donde se trabajará.

El nervio maxilar dentro de la fosa pterigopalatina se divide en un nervio alveolas superior posterior (y medio), que ingresan por la tuberosidad a inervar sus respectivos dientes, también el nervio maxilar se divide en un nervio infraorbitario que ingresará a la órbita comenzando por un surco infraorbitario finalizando como un canal infraorbitario, en donde se divide en el nervio alveolar superior anterior que ingresará cerca del agujero infraorbitario dentro del maxilar para inervar sus respectivos dientes.

Las técnicas son las siguientes:

  • Infraorbitaria
  • Nasopalatina
  • Carrea (agujero palatino mayor).
  • Tuberosidad

Técnica Infraorbitaria

Esta técnica va a bloquear el nervio alveolar superior anterior principalmente, pero también al penacho infraorbitario. A veces, el nervio alveolar superior anterior se une al nervio alveolar superior posterior formando el plexo alveolar superior medio, por ende, también podríamos anestesiar los premolares.

El agujero infraorbitario es una abertura ovalada que por superior tiene una cresta ósea cubriéndolo y por inferior hay un canal hacia el agujero. El agujero se encuentra 5 – 6 mm bajo el reborde infraorbitario y a 30 mm del reborde alveolar. La técnica describe que me debo insertar 3 – 5 mm dentro del agujero para lograr un correcto bloqueo.

Una forma de poder encontrar el agujero infraorbitario es trazar una línea entre la cresta osea entre el incisivo central y lateral hasta la sutura frontocigomática. En la dirección de esta línea el agujero infraorbitario se encuentra a 40 mm.

Esta técnica va a anestesiar los dientes anteriores, el párpado inferior, la región nasal y el labio inferior del lado en que hice la técnica.

La técnica infraorbitaria estpa indicada para cirugías en el sector como extracción de quistes o dientes supernumerarios, o bien para una exodoncia múltiple en el sector. Si debo hacer exodoncias se debe también realizar el refuerzo de la técnica por palatino.

Si en la zona a puncionar hay un proceso infeccioso o hay un trauma mayor en la zona, se debe preferir hacer la técnica de manera extraoral.

Las posibles complicaciones que puede tener la técnica son: dolores en la zona de punción debido a la perforación de la vaina de los nervios, hematoma o una equimosis de 24 -48 hr después.

Técnica Intraoral

  1. Para realizar esta técnica de debe hacer con el paciente en 45 °, el operador se debe ubicar a las 7:00.
  2. Con el índice se debe presionar el reborde infraorbitario.
  3. Con el pulgas se debe traccionar hacia superior el labio superior.
  4. Se debe puncionar el fondo de vestíbulo y se debe llegar hasta 5 mm debajo del reborde infraorbitario.
  5. Se inocula ½ tubo de anestesia.

Técnica Extraoral

  1. Se debe hacer una asepsia profunda del lugar a puncionar.
  2. Se debe presionar el reborde infraorbitario con el índice.
  3. Con los demás dedos se debe tapar el ojo del paciente y afirmar firmemente la cabeza del paciente.
  4. Se punciona bajo una línea que determina la pupila cuando el paciente mira hacia delante, 5 mm bajo el reborde infraorbitario.
  5. Se introduce siguiendo la dirección del canal infraorbitario 3 o 4 mm dentro del conducto.
  6. Se inocula ½ tubo de anestesia

Técnica Nasopalatina

Esta técnica se usa como anestesia complementaria a una técnica que me bloquee el sector vestibular y/o la pulpa del diente. Esta técnica anestesia la mucosa, periostio y hueso en el sector palatino de canino a canino. También esta técnica podría anestesiar los nervio esfenopalatino, logrando anestesiar la mucosa de la cavidad nasal.

El agujero nasopalatino se encuentra 5 mm bajo el reborde alveolar entre incisivos centrales en la zona palatina. La fosa retroincisiva está cubierta por una papila retroincisiva que es bastante inervada, lo que hace la técnica sea bastante dolorosa.

El canal nasopalatino tiene forma de Y, es por esto que esta técnica anestesia bilateralmente. Este canal mide 2 cm y tiene una inclinación de 75 °, la misma que tienen los incisivos centrales.

Técnica

  1. El paciente debe estar con el maxilar perpendicular al piso y el operador debe estar a las 7:00.
  2. Antes de profundizar con la técnica se deposita un botón de anestesia hasta que haya isquemia en el paladar para poder minimizar el dolor de la técnica.
  3. La aguja debe estar paralela al eje mayor de los incisivos centrales.
  4. Se profundizan 4 a 5 mm con una aguja corta.
  5. Se inyecta ¼ de tubo de solución anestésica.

Una de las complicaciones es la perforación del piso de la cavidad nasal que se manifiesta con sangrado nasal o también, si inocula muy rápido se puede producir una úlcera isquémica.

Deja un comentario

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.